Nuevos equipos para ayudar a los agricultores de la Región del Maule

Las regiones del centro del país, que concentran su producción en un alto porcentaje en la actividad Silvoagropecuaria, cada año deben enfrentar los problemas ocasionados por la sequía que por efectos del cambio climático y fenómenos como el del Niño y La Niña afectan a nuestro país.

A pesar de los milímetros de lluvia caídos durante las últimas semanas de diciembre, la Región del Maule continúa con déficit de precipitaciones, situación que según el Centro de Investigación y Transferencia en Riego y Agroclimatología, CITRA, de la Universidad de Talca, podría empeorar aún más en los próximos años al estimarse una disminución de las lluvias entre un 20 y un 40%.

Preocupados por esta situación, un grupo de científicos del CITRA presentó un proyecto al IV Concurso de Proyectos de Equipamiento e Infraestructura Científica Regional del Programa Fondequip de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica, CONICYT, para adquirir un equipo que les permitirá mejorar el trabajo de investigación, que hasta ahora vienen realizando, respecto del manejo sustentable del recurso hídrico en la agricultura en la Región del Maule.

“El objetivo de este proyecto es optimizar el uso y distribución de los recursos hídricos con los que cuenta la Región del Maule. Entre la sequía y las hidroeléctricas, el agua en la Región se hace poca, por lo tanto es indispensable optimizar la utilización de este recurso”, expresó el Dr. Samuel Ortega, investigador responsable de este proyecto.

El equipo denominado Sistema de Flujos Turbulentos, permite calibrar y desarrollar algoritmos matemáticos que estiman el consumo de agua de los cultivos, frutales y viñas, y así proporcionar el dato que indica cuánta agua es la que efectivamente se necesita. Esta tecnología, según señaló el Dr. Ortega, podría beneficiar a los agricultores y empresas que tienen huertos y viñedos, y permitirá la cuantificación del consumo de agua, que es fundamental para determinar el dimensionamiento de los sistemas de riego, tranques y embalses.

Según explicó el Dr. Ortega, en general los agricultores desconocen el consumo de agua de sus cultivos, viñedos y frutales. La estimación del uso del recurso hídrico permite evaluar el momento oportuno (frecuencia de riego) de la aplicación del agua y con ello mejorar la eficiencia del uso de este recurso que varía entre un 30 y un 35% en la Región del Maule.  “Esto significa que de cada 100 litros de agua que reciben los agricultores, sólo un 30% es realmente utilizada en los huertos”, sentenció. Con la utilización de este equipo en el desarrollo de algoritmos, los agricultores podrán consultar a través de internet, cuánta agua necesitan sus cultivos en tiempo real. Así podrán saber que para su huerto bastarán 20 litros, por ejemplo, y evitarán regar con 100.

“La investigación científica que se desarrolla en regiones debe ir ligada a las necesidades de la comunidad y, en ese marco, la adquisición de este equipo viene a dar respuestas a los desafíos que el cambio climático está presentando a la Región del Maule. Gracias a este proyecto, la ciencia hecha en la Región del Maule se podrá replicar en otras regiones que sufren una situación similar y así transformarse en un aporte para todo el país”, expresó Paula González, directora del Programa Regional de CONICYT.

Además, señaló la importancia de contar con la participación activa de la región: “Este concurso fue posible gracias a recursos propios de la región asignados a CONICYT, provenientes de la provisión Fondo de Innovación para la Competitividad de la Región del Maule, lo que refleja los beneficios del trabajo en conjunto, lo cual esperamos que se replique para el año 2013”.