¿Ocaso de las Redes Sociales?

2222

Por Ronny Majlis

CEO Bee-Lab

Gerente de Nuevos negocios en The Cow Company

 

Esta es una pregunta muy fuerte. ¿Y la respuesta? Cualquier buen político (¿lo hay?) diría: “depende”.

Y la respuesta es que DEPENDE,  ¿de qué? De los ojos con los que se analice.

Hoy hablaremos desde la perspectiva empresarial, para eso pondremos un ejemplo ficticio y cómo éste funcionaría en las distintas Redes Sociales.

Digamos que la PYME  Tomatín Ltda. se dedica a la venta de TOMATES y ya tiene resuelto lo que es  email marketing y la búsqueda de clientes (leads) en Google (temas para otro artículo) y hoy lo que busca es estar presente en las Redes Sociales clásicas – Facebook y Twitter – y quizás le interesa Instagram, pero no está decidido aún. Para esto ha contratado a una agencia digital y cómo buena PYME, quiere gastar lo mínimo posible y lograr excelentes resultados.

Ahora, digamos que el dueño de la empresa maneja las Redes Sociales como un usuario casual, tiene en  Facebook unos 300 amigos y en Twitter sigue a 300 y lo siguen de vuelta 50.

En este punto es donde comienzan los problemas. Julio (el dueño de la Pyme)  cree que cada vez que él publica algo en Facebook lo ven A LO MENOS sus 300 amigos; y en Twitter, sus 50 followers (seguidores). Don Julio no tiene Instagram, pero su hija Alejandra, que tiene 18 años, le dice que esa plataforma “la lleva”.

Analicemos por red social

Facebook

Lo que Don Julio no sabe es que el Sr. Zuckerberg ha ideado un plan maestro para que todo aquel que quiera publicar sus productos por Facebook y quiera sacar “provecho” de esta red social tenga que pagar, bajo la excusa que así protege a los usuarios de que estos no sean bombardeados por  publicidad generando un “alcance orgánico” del 5% de su masa crítica, el que con el tiempo irá bajando” y, como consecuencia, Facebook va cada día aumentando sus ganancias por publicidad pagada y no sólo eso, el sistema es tan, pero tan  eficiente, que “premia” aquellas publicaciones que son más atractivas para la “audiencia”.

Siguiendo con el ejemplo, digamos que don Julio hoy convence a sus 300 seguidores de Facebook que se hagan fans/amigos de la fanpage “Tomatín”. ¡Ahora, cada vez que Tomatín publica algo, esa información le llega a tan sólo 15 personas! En forma orgánica, ¿cómo mejora esto? Cuando estas 15 personas  ponen me gusta o comentan o comparten esta publicación, comienza a “viralizarse” como una bola de nieve y genera que el alcance vaya aumentando, ahí está “la pega” de la agencia de contenidos, de poder publicar contenido atractivo para la comunidad. El tema es que “llegar a masas de gente con una base de 15 personas hacen que esta bola de nieve, por mucho que arrastre, tenga un bajo impacto.

Para esto, Facebook te da la solución: PAGAR y ahí se abren las puertas del cielo, con relativamente “poca” plata, tú puedes, por un lado, aumentar tu base de seguidores y/o promocionar una publicación/post, generando una bola de nieve que tiene un efecto mayor, donde también una parte del resultado es orgánico y el otro es pagado, por lo que también depende del talento de la agencia. El otro “dulce” que te ofrece Facebook es que el nivel de segmentación es “bakán”, entonces puedes llegar con tu publicación exactamente a quien quieras llegar,

Twitter

Aquí el tema es más “raro”. En teoría, una publicación debiera ser vista por toda tu comunidad, pero la estadística muestra que el alcance orgánico promedio es como un 5% y esto aumenta cuando la gente pone RT (retweet), FV (favorito) o comenta. ¿Por qué? Simplemente porque la comunidad no está activa todo el día leyendo Twitter, entonces si te conectas en la tarde y yo publiqué algo en la mañana, lo más probable es que no lo leas, porque cuando haces “scroll” es difícil que llegues tan abajo. Aquí el señor Dorsey (fundador de Twitter) también tiene la opción de generar anuncios pagado, cada vez más parecido a Facebook en su rendiiento (mucho menor aún). El gran golpe de TWITTER es su reciente alianza con Google, lo que podría generar que una publicación en Twitter pueda aparecer en el motor de búsqueda de Google, aumentando el alcance de manera insospechada.

Instagram

Es una herramienta que no tiene aún forma de generar alcance pagado, y las restricciones en cuanto a aparición de la marca es alta, por lo que, por ahora, no sabemos cual será su lado “comercial”. Lo que sí sabemos es que genera buen “branding” y “appetize” con marcas susceptibles a la vista, como por ejemplo ¡tomates!.