OMO, Drive y Rinso se transformaron en los detergentes más sustentables del país

Las marcas completaron su ciclo de la sustentabilidad al incorporar el ecodiseño en los envases de sus productos en polvo, que ahora son 100% reciclables. Le dijeron adiós al cartón clásico del detergente, ya que venía envuelto con una película plástica que hacía que el material fuese irrecuperable para ser reciclado.

A lo anterior se suma su fórmula libre de fosfato, elemento común en los productos de limpieza, que es muy dañino para el suelo y el mar. Además, OMO, Drive y Rinso contienen activos biodegradables que los hacen amigables con el medio ambiente. También, son fabricados en Chile, y todas las pruebas de calidad se realizan en el laboratorio de la fábrica, lo que contribuye a que la reducción de la huella de carbono por concepto de traslados sea significativamente más baja en relación a los productos importados.

En línea con el compromiso que Unilever adquirió en 2010 con el Plan de Vida Sustentable, la empresa marca un hito y cierra el ciclo de la sustentabilidad de sus detergentes a través de una producción en una fábrica cero residuos al relleno sanitario, que se provee 100% de energía eléctrica renovable no convencional.