Optimización y flexibilidad de espacios: una nueva tendencia en departamentos

222Más de 120 m2 y sólo dos habitaciones, son algunas de las principales características que buscan quienes pretenden priorizar espacios amplios y que sean útiles para sus encuentros sociales, por esto la adaptabilidad y flexibilidad entran con un rol importante para hacer esto realidad.

Acqua, es un proyecto y una apuesta que cumple con estas características y que se orienta a las necesidades de quienes buscan adaptabilidad según los requerimientos de la ocasión. Es por esto, que cuenta con espacios que cambian y se modifican dependiendo de los distintos modos de vida.

Gabriel Bendersky, arquitecto que lidera el proyecto, comenta que esta tendencia de adaptar los espacios viene de afuera y hoy se instaura en nuestro país. “Los distintos tipos de departamentos varían en orientación y en programa, pero todos poseen la particularidad de poder transformar un dormitorio en un estar”, y agrega, que esto se logra mediante paneles correderos telescópicos de cristal que se escoden tras los muros y camas plegables que se transforman en un mueble mural, “un dormitorio puede desaparecer e integrarse al estar, aumentando considerablemente su dimensión. Así el espacio se hace muy flexible y se aprovecha un mismo lugar de distintas formas según sea la necesidad de uso”, explica.

Este proyecto está dirigido a grupos familiares no tradicionales, es decir personas que viven solas o en pareja, y que por lo tanto privilegian los espacios para estar y compartir, en vez de la cantidad de dormitorios. Son personas que aprecian la amplitud de los espacios, la luminosidad de los mismos, la flexibilidad de uso de los recintos, la calidad en las terminaciones, la nobleza de los materiales y en cierto modo son degustadores del diseño moderno y depurado.