Positivo balance del sector supermercadista

Al respecto conversamos con Fernando Alvear, presidente de la Asociación Gremial de Supermercados de Chile (ASACH), para analizar la realidad que atraviesa este sector.

¿Qué balance haría del sector supermercadista durante el 2009?

Hay que recordarse que cuando partió el año 2009 era un año lleno de incertidumbre porque estaba planteada la crisis internacional, de modo que estábamos con grandes dudas sobre cuál iba a ser el impacto de la crisis en el país. De hecho durante el último trimestre del año 2008 habíamos registrado una caída en las ventas producto de la llegada de esta crisis. Cabe recordar que diciembre del 2008 fue uno de los meses más bajos en ventas desde hace mucho tiempo.
Dentro de ese clima partió el 2009 pero el resultado final fue un buen resultado. Las ventas crecieron en un 4,9%, cifra que superó todas las expectativas. Esto fue de menos a más: en el primer trimestre del año pasado todavía tuvimos ventas relativamente estancadas y ya a contar del segundo trimestre empezamos a ver crecimiento, para terminar con esta cifra que fue muy superior a todas las expectativas. También las cadenas de supermercados continuaron invirtiendo, unas mantuvieron sus programas originales de inversión y otras los disminuyeron, pero así y todo, la inversión en el sector fue importante. Además hubo un crecimiento en el número total de locales, de hecho, cerramos a diciembre del 2009 con 995 locales.
En cuanto a cambios en el sector se continuo con el fuerte proceso de concentración y al término del 2009 prácticamente las seis cadenas más importantes representaban más del 90% de las ventas totales.
Las ventas del 2009 llegaron a 10.780 millones de dólares (considerando un tipo de cambio de $506). Si se comparan con las cifras del año anterior en dólares es una cifra bastante superior pero está influida por dos elementos. Uno es el de las diferencias del tipo de cambio y por otro lado esta el crecimiento efectivo de las ventas ocurrido el durante el año. Hay que acordarse que en el 2009 la economía chilena tuvo un decrecimiento de aproximadamente -1,5%, y a pesar de esto las ventas de supermercados crecieron.

¿Cómo se ve este año, qué expectativas tienen?

Para el 2010 estábamos pronosticando un año -antes del terremoto- de crecimiento. De hecho, pronosticábamos un crecimiento de alrededor de un 7% en las ventas y con un fuerte incremento en la inversión. Las inversiones estimadas superan los 800 millones de dólares fundamentalmente en la apertura de nuevos locales y remodelación de locales existentes. De cumplirse estos programas es probable que terminemos el año 2010 con más de 1400 salas. Un enorme crecimiento considerando que a diciembre del 2009 teníamos 995. Las salas a construir ya no serán las salas tipo Hipermercados sino que hay una fuerte inversión en salas de menor tamaño.

¿Cómo evalúa la reacción frente al terremoto en este sector?

El 27 de febrero en la VII Región habían 53 salas y en la VIII Región 136. Al domingo 14 de marzo en la VIII había un total de 52 locales cerrados y en la VII ya prácticamente se habían abierto casi todos los locales que estuvieron cerrados. Por lo tanto hubo un muy fuerte impacto en el sector. Acá hubo 3 importantes factores que produjeron daño, uno fue el terremoto, otro el maremoto y por último los saqueos. Estos tuvieron lugar durante tres días seguidos, afectando a numerosos locales que demoraran bastante tiempo en poder reponerse, ya que los saqueadores se llevaron todo, de hecho incluso no se puede recibir mercadería porque se robaron hasta los cables de los computadores, entonces no es posible ingresarla.

¿Cuáles son las principales preocupaciones de las empresas afectadas en el sector?

La primera es la mantención de las fuentes de trabajo. Las empresas de supermercados de la zona ocupaban en forma directa a más de 8.500 personas. El propósito es mantenerlas a todas contratadas, ayudarlas a reinsertarse nuevamente, considerando que muchas de ellas perdieron sus casas y sus bienes, lo perdieron todo. En este sentido, cualquier subsidio que la autoridad planteara en cuanto a poder mantener la planilla de trabajadores sería de una gran ayuda para las cadenas de supermercados.
La segunda preocupación que existe en el sector está relacionada con la etapa que entramos de negociación y cobro de seguros. Debido a que la gran mayoría de estas grandes cadenas estaban cubiertas por seguros, ahora hay que tramitarlos. Esperamos que esta sea una etapa que pueda cumplirse sin mayores problemas, pero estamos preocupados con este tema.
La tercera preocupación se relaciona con los programas de inversión. Las inversiones de las empresas en el sector se incrementaran con el objeto de poner en marcha los locales que han sufrido daños y para ello esperamos también alguna disposición general de la autoridad que permita diferir el pago de impuestos, como podría ser una norma de depreciación en que se pueda hacer las inversiones sin que ellas sean gravadas inmediatamente.

¿Hubo una reacción oportuna de los supermecadistas en el tema del abastecimiento?

La verdad es que las empresas reaccionaron inmediatamente a pesar de los daños que tenían para poder llevar provisiones y cumplir tanto con el Ejército como con la Onemi, entregándose cientos de camiones a ambas entidades para que ellas pudiesen cumplir con sus tareas de repartición. Esto sin mencionar la labor de poner en marcha sus locales en la mayor brevedad con el surtido básico para poder atender los requerimientos de la población. Incluso hay empresas que han abierto carpas para poder atender, por ejemplo en Talcahuano o en Coronel, porque sus instalaciones fueron destrozadas.
Hay todavía algunos cuellos de botella en materia de abastecimiento que con la cooperación de las empresas proveedoras y las redes de transporte están siendo superadas.
Hay que destacar también el daño que sufrieron otros distribuidores importantes. Este es el caso de la Distribuidora Rabié, por ejemplo, que sufrió daños importantes en su bodega central de distribución ubicada al sur de Chillán.

¿Qué líneas de trabajo se ha fijado la Asach para este año?

Estamos reformulando las tareas que quisiéramos abordar este año en la Asociación de Supermercados de Chile, el terremoto ha traído tal trastorno que ha significado que nos volvamos a plantear nuevamente los temas. Incluso nuestras tradicionales Jornada, que tenemos programadas para el 30 de septiembre, la estamos replanteando en cuanto a cómo abordarla y las temáticas a tratar.