Productos para paladares exigentes

¿Somos los chilenos sibaritas? ¿Cuánto ha aumentado el mercado gourmet en el último tiempo? Se lo preguntamos a Cristián Chamorro, Category Manager Food & Beverages de la empresa Pibamour.

¿Cómo ha evolucionado la industria gourmet en Chile y cuáles son las principales características de ésta?

Sólo a partir del año 2000 que la industria del mercado gourmet ha experimentado un crecimiento importante, convirtiéndose en un punto de partida para el país.

Chile actualmente  funciona como un proveedor de productos gourmet más que como un consumidor, esto debido a dos factores: la ubicación remota de nuestra nación, lo que la  convierte en un sitio de  producción con un valor agregado perceptible al consumidor europeo y, en segundo término, producto de   la baja demanda por parte del consumidor local  que responde a una falta de información y un conformismo heredado de la generación anterior con respecto a la compra de alimentos. Aun es normal que la gente acepte consumir “sucedáneos” de ciertos productos, debido al desconocimiento y a la falta de información de la rotulación en la industria nacional. Por ejemplo, recordemos que hasta hace no muchos años el sucedáneo del jugo de limón (que es químico) se vendía como “jugo de limón”. Para qué mencionar el “jurel tipo salmón” u otras historias de ese tipo.

 

¿Cuáles son las características  que definen al grupo objetivo de este segmento?

Son cosmopolitas, sibaritas, con gusto por  la cocina, conocedores de los productos y la diferenciación de la elaboración entre ellos, personas de gustos exquisitos y refinados, buscadores de diferenciación de calidad y estética presente en  los productos.

 

A la industria gourmet, ¿le acostado mucho ingresar a los retailers?

Sin duda, este mercado es una piedra en el zapato para la industria gourmet. Primero debido a que la producción nacional es artesanal o a baja escala. Esto implica que estas empresas poco y nada tienen que hacer con los costos de distribución que cobran las grandes cadenas de retail. Por el lado de las compañías importadoras, que son en su mayoría empresas de tamaño mediano, el problema se produce cuando el retail exige  alta rotación de productos, cosa que no sucede en este negocio.

 

¿Cuáles son los productos más demandados en la actualidad y por qué?

Dentro de los productos nacionales se encuentran las conservas de mariscos, destacándose la marca GEOMAR que exporta más del 75% de su producción. También están muy de moda los productos indígenas como el merkén y otras preparaciones naturales. Entre los productos importados, claramente se encuentran el té, destacándose Té Dilmah como el más fresco del mundo, el café italiano como Compagnia Dell’arábica, que comercializa café de distintos orígenes tostado en Italia. Los chocolates importados como Lindt, RitterSport y Sarotti.

Por lo general, se trata de productos que se pueden consumir en ocasiones especiales y entre varias personas.

 

¿Cuánto ha aumentado el mercado gourmet  su volumen de venta en los últimos años y qué factor ha incidido en esta alza?

Las ventas de productos gourmet suben exponencialmente todos los años. De esta manera se produce una especie de especialización en el retail, son salas sólo para productos domésticos y otras con un alto porcentaje de productos gourmet.  El año pasado la industria tuvo un incremento explosivo cercano al 50%.

 

¿Qué le falta al mundo gourmet para desarrollarse aún más?

Para nosotros este tópico se divide en dos puntos; esencialmente el primero es sin duda generar más puntos de contacto con el segmento objetivo gourmet, desde la potenciación de las cadenas de retail  hasta la venta por Internet,  y como segundo paso, desarrollar fuertemente influenciadores experienciales  que determinen la compra para el consumidor, frente a un producto que algunas  veces visualmente no posee características determinantes,  pero en el fondo la calidad, la producción y todo o lo que hay detrás del producto  lo transforman en un bien superior respecto de su  competencia.

¿Cuáles son las proyecciones de crecimiento de Pibamour en el mediano y largo plazo?

Cabe mencionar que Pibamour, con 35 años en el mercado gourmet nacional, es una empresa absolutamente consolidada. Así, su comportamiento es muy distinto a las compañías que acaban de instalarse en este negocio. Para este 2011 esperamos incrementar nuestra ventas en cerca de un  40%. En el mediano y futuro plazo, esta tendencia debería mantenerse en estos números, al menos por los próximos cinco años.