Protege a tus hijos de las enfermedades

Cuidar la salud de los niños durante todo el año es fundamental. Una forma de hacerlo es a través del fortalecimiento de sus defensas y activando su sistema inmune, para que estén más protegidos cuando se trate de enfrentar una enfermedad tan grave como esta.

Una manera sencilla y efectiva de hacerlo es a través del consumo de probióticos, los cuales fortalecen las defensas y activan el sistema inmune. Una alternativa es a través del consumo diario de Bion3 Mini, creado especialmente para proteger a los más pequeños.

María José Müller, gerente de producto de Bion3 Mini, asegura que “este producto contiene tres cepas de probióticos específicamente seleccionados, los cuales ayudan a estimular y reforzar el sistema inmunológico de los niños, lo que permite disminuir los periodos de enfermedades y convalecencia”.

Bion3 Mini además, está compuesto por  12 vitaminas y 10 minerales que favorecen su nutrición, aporta energía a los niños para que puedan rendir en el colegio y tiene un rico sabor a frambuesa que a los niños les encanta y puede ser consumido desde los dos años o antes con supervisión pediátrica. Además, puede ser disuelto con frutas, jugos o compotas.

Los probióticos actúan de distintas formas en nuestro organismo. Existen diversos tipos de probióticos, donde los lactobacilos y las bifidobacterias son los probióticos más reconocidos, sin embargo, la especificidad de la cepa es fundamental ya que el beneficio de cada probiótico depende la cepa específica y este beneficio no se puede extrapolar a otras cepas sin que éstas cuenten con un estudio que avale sus resultados. Son las cepas específicas las que cuentan con estudios científicos y las que favorecen la estimulación del sistema inmune para hacer frente a distintas afecciones: alergias, colon irritable, resfríos, enfermedades génito urinarias, etc.