Puerto Plata se consolida como destino favorito para los jóvenes

Las playas de Puerto Plata, su historia, su gastronomía y su generosa hospitalidad, son apenas una parte de la maravillosa experiencia de visitarla. La feria internacional Discover Puerto Plata, que reunió del 16 al 18 de octubre a  tour operadores, agentes de viaje y comunicadores de más 17 países de América y Europa,  exhibió todas las opciones de hospedaje y ofertas complementarias  de este polo turístico, uno de los más completos del Caribe.

En los últimos años, Puerto Plata ha comenzado a consolidarse como un destino favorito para jóvenes y niños, que exploran con fascinación todas las atracciones y actividades de esta provincia encantadora, con casi 80 kilómetros de playa a lo largo de la costa norte de República Dominicana.

En Puerto Plata, una gran variedad de resorts, hoteles y condominios satisfacen hasta el más exigente de los gustos y presupuestos. “Es el sitio ideal para todo aquel que busca sentirse libre y consentido, dentro de un ambiente eco turístico y de aventura”, aseguró Magaly Toribio, directora de Promoción Internacional del Ministerio de Turismo de la República Dominicana.

Además de sus extraordinarias playas, entre las propuestas más destacadas de Puerto Plata brillan el teleférico, la Fortaleza San Felipe, el museo de Ambar y la fábrica del famoso Ron Brugal.

Las impresionantes vistas de la ciudad se pueden apreciar desde la cima de la Loma Isabel de Torres en un emocionante paseo en teleférico que transporta los visitantes a una altura de más de 800 metros, entre densas nubes y vistas espectaculares hacia la cima de la montaña.

La Fortaleza San Felipe, en tanto, es otro punto de referencia para todos los visitantes de Puerto Plata, que abrazan en ella al más sólido remanente histórico de la arquitectura colonial de la época. “Los españoles comenzaron a construirla en 1541 con la finalidad de proteger Puerto Plata de los piratas y otros”, manifestó Toribio.

Por su parte, el Museo del Ámbar, alojado en una increíble muestra de arquitectura victoriana llamada Villa Bentz, cuenta con una colección única del valioso ámbar dominicano que data de millones de años atrás. Además, muestra detalladamente cómo se formó el ámbar e inclusive cómo los insectos incrustados en los mismos sirvieron de inspiración para la película Jurassic Park.

Otra de las estrellas de Puerto Plata, la Fábrica de Ron Brugal, brilla porque el licor es elaborado por manos locales, y la caña de azúcar se destila y se añeja, asegurándole un verdadero sabor dominicano y convirtiéndolo en el favorito de muchos en el país.

“Si lo que busca el visitante es relajarse y consentirse, es precisamente lo que

ofrecen los hoteles y resorts de esta región”, apuntó Toribio, quien resaltó las “aguas azules cristalinas y la fina arena dorada” de Puerto Plata.

Para los amantes del golf, las opciones de primera categoría van desde Playa Dorada Golf Club, diseñado por el legendario Robert Trent Jones Sr., hasta Campo de Golf Los Mangos, rediseñado por P.B. Dye en 2010; y el Campo de Golf Playa Grande, también diseñado por Robert Trent Jones Sr.

En Puerto Plata, la vida nocturna abarca desde alegres clubes de salsa hasta pequeños bares donde locales y visitantes bailan el más contagioso merengue. Además, la mayoría de los resorts presentan shows nocturnos donde se conjugan alegremente los bailes, la música, el canto, personajes disfrazados, lecciones de merengue, concursos de belleza y karaoke, entre otros.

Si se trata de compras, un buen lugar para hacerlo es Playa Dorada Plaza, un centro comercial con boutiques, perfumerías, joyería y tiendas de licores, regalos, galerías de arte, cigarros, fotografías, libros y revistas. También ofrece restaurantes, pizzerías, centro de llamadas e internet, un patio de recreo para niños, bancos, tres salas de cine, discotecas y cafés.

Los pueblos playeros de Sosúa y Carrete, en la Costa Norte también son conocidos por sus pintorescas tiendas de artesanía dominicana, ropa de playa, artes y manualidades.

En definitiva, Puerto Plata  propone un descanso ideal y un disfrute incomparable, erigiéndose en uno de los destinos favoritos del Caribe para toda la gente joven que quiere vacacionar a lo grande.