Randstad realiza panel de discusión sobre Liderazgo de la Mujer en cargos ejecutivos

La consultora multinacional de Recursos Humanos Randstad, junto a Mujeres Empresarias, organizó el Panel de Discusión “Liderazgo de la Mujer en cargos ejecutivos”, evento en el que se analizaron las razones de los bajos índices de inserción de mujeres en puestos de alta responsabilidad; fenómeno que ubica a Chile en una de las peores posiciones a nivel mundial, ya que de acuerdo a los últimos estudios, de 5 mil puestos de toma de decisión tanto en el ámbito público como privado, sólo un 21,7% son ocupados por mujeres.

Pedro Lacerda, CEO de Randstad, señaló que una de las principales conclusiones que deja esta actividad es que el desafío de incorporar a la mujer en posiciones de toma de decisión es a nivel público, académico y empresarial. Como consultora de RRHH nos interesa generar una discusión que incluya todas las aristas respecto a esta temática, como analizar por qué las empresas no incluyen mujeres en cargos ejecutivos, y por qué a ellas tampoco les está resultando atractivo dedicarse a este rol. La realidad local indica que, aunque no existe la tendencia natural a pensar en una mujer para ocupar un puesto de responsabilidad, sí hay una apertura mayor a evaluar esa opción. Sin embargo, vale la pena preguntarse si en Chile hay suficientes candidatas para generar una presencia mayor del género femenino”, puntualizó.

Esto considerando que sólo el 20% de las grandes empresas en Chile cuenta con mujeres en sus directorios. Asimismo, es preocupante la baja presencia de mujeres en cargos de presidencia y/o gerencias generales en los principales sectores productivos del país, ya que en el ámbito del retail su participación es muy poco significativa, alcanzando sólo el 5,5% de los puestos totales.

En este sentido, las tasas más bajas de inclusión de las mujeres en puestos de alta dirección corresponden al sector privado, principalmente mineras, salmoneras, retail y celulosas, además del sector financiero (1,7 y 9,7, respectivamente), mientras que el mayor porcentaje de inclusión femenina se puede apreciar en el servicio público (34,1%) y en los cargos administrativos de autoridades no electas (33,5%), en los que se incluyen: intendencias, superintendencias, ministerios, y cargos en el poder judicial.

Al respecto, Viviana Paredes, ministra (s) del Sernam, señaló que “la participación de mujeres en altos cargos gerenciales es algo mejor que en los directorios. Cerca de la mitad de las empresas reportan tener a lo menos una mujer en su plana de ejecutivos principales: 46% de las empresas IPSA, 40% de las empresas IGPA y 38% de las empresas del Estado”.

Por su parte, Janet Awad, gerente general de Sodexo, sostuvo que “la equidad de género en puestos de liderazgo se dará en la medida que las empresas entiendan las barreras corporativas, culturales y personales que las mujeres debemos enfrentar. Es necesario construir entornos de trabajo flexibles, programas que fomenten la autoconfianza, autonomía y mentoring. Además, nosotras también debemos tomar conciencia de la importancia de las redes de contactos. Éstas crean oportunidades de mayor exposición profesional y elevan el perfil de las mujeres líderes y son esenciales para ayudarnos a identificar modelos de conducta”.