Regálele innovación y estilo a papá en su día

Nada más varonil que un lápiz y mejor aún si tiene estilo.Para regalar a Papá en su día y sorprenderlo gratamente, LAMY- objetos de escritura alemana- arremete en el mercado con tres innovadores diseños: LAMY dialog 3, LAMY picó y LAMY noto.Tres estilos distintos, según las personalidades de papá: elegante, funcional y moderno.

LAMY dialog 3, la última creación del diseñador Franco Clivio, es la línea más futurista y la primera estilográfica con plumín de oro y clip retráctil de la historia. Esta gama de lujo se desarrolla sólo cada 10 años. Primero fue el bolígrafo LAMYdialog 1 diseñada por Richard Sapper, luego vino el roller LAMYdialog 2 diseñada por Knud Holscher y ahora ésta, que de seguro maravillará a los papás más distinguidos. ( $ 238.000 )

Por su parte, la LAMYpicó es un bolígrafo innovador, también diseñado por Clivio. Cuenta con un sofisticado mecanismo de presión que al pulsarlo, se despliega. Obtuvo el premio al mejor diseño de la República Federal Alemana el 2004, galardón muy importante, ya que compite contra toda la industria alemana. ( $ 42.000.- )

Y por último, la LAMYnoto, para los papás onderos, es el instrumento de escritura con más premios de diseño a nivel mundial. Es tan ligero como una pluma, tiene tres lados redondeados hacia abajo y una superficie aterciopelada. El clip es una parte de la forma triangular y se integra por completo. Es considerado el bolígrafo más moderno en su categoría. Su diseño permite que sea utilizado en todas las ocasiones y es, al mismo tiempo, distintivo y atemporal. Creado por el maestro de la forma sencilla, el diseñador japonés Naoto Fukasawa, quien dice que el buen gusto y diseño de primera clase no tiene por qué ser caro. ($ 9.900.-)

Disponibles en Antártica Libros y en www.lapiceria.com, una página especializada única en su tipo en el cono sur, con matriz en Santiago, que le permite conocer y disponer de los productos a domicilio en 48 hrs. tanto en Santiago como regiones y 10 días dentro de Latinoamérica, directo a las manos de Papá, para regalonearlo como se merece. ¡Felíz día Papá!