Samsung duplica su inversión en una apuesta por el repunte económico