Sepa cómo aclarar las axilas oscuras

Empezó la temporada de camisetas cortas y llegó la hora  de mostrar nuestros brazos, sin embargo,  algunas mujeres ven con horror como se les han ido oscurecido sus axilas  impidiendo sentirse plenas y a gusto consigo mismas.

El oscurecimiento de esta delicada parte de la piel  puede ocurrir  tanto a hombres como a mujeres, aunque es mucho más común en estas últimas, los resultados son nefastos en su vida diaria: no pueden usar  ropa fresca, o blusas sin mangas, o incluso vestidos de noche, limitando sus posibilidades de vestimentas,  generando inconformidad o molestia con la imagen e incluso afectando la vida sexual.

La piel de las axilas se puede oscurecer por varias razones. “Entre ellas, la principal es la transpiración excesiva en esa zona, pues como el sudor no se seca por completo segrega ácido úrico, que es lo que crea el aspecto sombreado en la piel. También influyen la genética, factores hormonales, el uso de desodorantes de mala calidad, la edad, el depilarse con máquinas de afeitar, sol  y el embarazo”, asegura Doris Martínez, experta en estética de Centro Les Gemeaux Esthetique (www.lesgemeaux.cl)

Volver a la blancura

Para  lograr un blanqueamiento de las axilas la  especialista recomienda realizar un peeling  eliminando la primera capa cornea estimulando  la regeneración de la piel, “se complementa con luz pulsada que realiza la despigmentación Y eliminación de manchas y otros problemas de pigmentación. El uso de ambos tratamientos mejoran el tono y  color de la piel  explica Martínez.

La experta del  Centro les Gemeaux  recomienda que para que el tratamiento con luz pulsada sea efectivo es posible complementarlo con algunos “trucos caseros”. Aquí están:

– Exfoliarse las axilas al menos una vez a la semana. Hay que fijarse, eso sí, que este procedimiento no irrite la zona

– Evitar el uso de cremas depilatorias o máquinas de afeitar para quitar el vello de las axilas. Tampoco es aconsejable utilizar cera demasiado caliente, ya que también produce irritación y el consecuente oscurecimiento de la piel.

– Optar por la ropa más bien suelta y que no acumule la transpiración. Las prendas demasiado apretadas rozan la delicada piel de las axilas y pueden así empeorar la situación.

Más información en www.lesgemeaux.cl