Sólo 10% de los profesionales de TI que dice tener habilidades gerenciales cumple con las competencias adecuadas

A pesar de que actualmente el sector TIC tiene problemas de escasez de talentos en todos los niveles, la mayor problemática en el rubro se presenta al realizar búsqueda y selección de perfiles gerenciales, debido a que éstos no cuentan con la preparación que exigen las empresas en Chile. Esto es, desarrollo de habilidades blandas para liderar equipos y facilidad para entablar relaciones interpersonales.

Al respecto, Nicole Segovia, senior consultant IT de Randstad, señala que si bien en el mercado “hay gran cantidad de profesionales ocupando cargos gerenciales, al momento de las entrevistas hemos identificado que no más de un 10% tiene el perfil adecuado y el desarrollo de las competencias necesarias para asumir una gerencia en una empresa”. Agrega que actualmente las compañías demandan perfiles multidisciplinarios y que conozcan el negocio, por ejemplo “aquellos que son especialistas en un área y a su vez realizan funciones comerciales, por lo que es necesario contar con herramientas que vayan más allá de lo técnico”.

En relación a cómo retener a los talentos de esta industria, la ejecutiva afirma que no hay que basar la estrategia únicamente en temas salariales, sino que también tomar en consideración el desarrollo de carrera y los desafíos laborales. “Si bien es necesario mantener la media mercado en las rentas, lo principal para contar con profesionales comprometidos con la empresa y su trabajo, brindando oportunidades y desafíos interesantes que les permita desarrollarse y destacar profesionalmente”, sostiene Nicole.

Asimismo, en la multinacional de Recursos Humanos aseguran que es clave que los ejecutivos cuenten con un presupuesto propio para el desarrollo de tecnología e implementación de sistemas, tener un buen equipo y clima laboral y que la empresa confíe en él para el desarrollo de nuevos proyectos. Por el contrario, generar instancias de alta presión y sobre exigencia sin un equipo de soporte y las herramientas necesarias para la continuidad operativa, puede gatillar un efecto de frustración y luego de rotación en los perfiles.

En este sentido, Nicole señala que es importante mencionar que la edad de los cargos gerenciales actuales puede partir desde los 28 años, lo que podría influir de manera negativa en los índices de movilidad laboral, ya que “los jóvenes tienen menos temor de rotar en diferentes empresas debido a sus ansias por obtener mayores conocimientos profesionales y desafíos que los lleven a ser destacados dentro del mercado.

Por esto, “contar con beneficios internos como seguros, bonos, asignación de presupuesto para continuidad de estudios u otros que estén de acuerdo a la edad y perfil del candidato, ayudará a mantenerlos dentro de la organización”, finaliza la ejecutiva.