Tips para no descuidar el espacio de trabajo

222Si bien no existe la “Oficina Ideal”, ya que ello dependerá del tipo de trabajo que desarrolle cada persona, desde el punto de vista laboral, el lugar físico tiene una importancia muy alta, no sólo porque un individuo pasa casi un tercio del día en su trabajo (en promedio 8 horas) sino que, también, porque influye en aspectos como la creatividad, productividad o la satisfacción que se tenga.

Así lo afirma Roberto Aichele, Senior Associate de la consultora IT Hunter, quien manifiesta que un espacio adecuado debe cumplir ciertos estándares en materia de comodidad, higiene, ventilación, ruido, equipamiento, luminosidad e infraestructura, entre otros factores, pues todo ser humano quiere combinar de la mejor manera posible su vida laboral y personal. Asimismo, señala que, idealmente, las oficinas tienen que contar con un eficiente sistema de calefacción para los meses de frío así como de ventilación para los meses de calor.

“Lo más probable es que un empleado al no disponer de los elementos o condiciones mínimas para hacer su trabajo, decida buscar nuevos horizontes laborales y cambiarse a un trabajo mejor”, asevera.

Aichele destaca que uno de los aspectos que considera el clima laboral son justamente las condiciones físicas que tenga una organización. Así, un mal clima puede darse, por ejemplo, porque una empresa no dispone del mobiliario necesario para que sus empleados puedan trabajar o porque la iluminación en ella es deficiente.

“El hacinamiento o los espacios reducidos también repercuten en la satisfacción o comodidad que tengan los empleados. Asimismo, una compañía que priorice los espacios abiertos con lugares de trabajo individuales y ojalá personalizados, por sobre las oficinas cerradas o aisladas, estará dando mayor relevancia a que sus empleados se comuniquen fluidamente y logren más sinergia en el tiempo”, indica el profesional.

El consultor de IT Hunter agrega que, actualmente, existe una fuerte tendencia a tener oficinas con espacios abiertos, donde los jefes compartan más con sus colaboradores.

Además del espacio, que a veces puede ser un poco reducido, es importante contar con las herramientas necesarias para desarrollar una determinada labor, es decir, disponer de las herramientas de trabajo necesarias, tales como, computadores, teléfono, periféricos, etc.

“No obstante esto, es esencial que toda empresa tenga, a la vez, alguna sala de reuniones o espacio más privado para tratar aquellos temas que son confidenciales o delicados”.