Tokio es la ciudad más cara del mundo para los extranjeros; Santiago la 74°