Tratamiento express para eliminar los odiados flotadores de la cintura

La mayoría de la grasa que consumimos las mujeres se dirige hacia el abdomen y las caderas aumentando el volumen de estas zonas y creando los odiados “michelines”, también conocidos como flotadores o rollitos. Estos se ubican alrededor de la cintura y son muy visibles, aun debajo de la ropa.

Los michelines no permiten que luzcamos una figura estilizada y además tampoco ropa ajustada ni prendas cortas, mucho menos sentirnos cómoda en un traje de baño.

“Si el gimnasio y la dieta no hicieron el efecto deseado durante el año, se puede recurrir a tratamientos estéticos no invasivos que aseguran eliminar de raíz  la grasa que rodea la cintura y lucir una figura soñada” indica Doris Martínez, esteticista de Centro Les Gemeaux Esthetique www.lesgemeaux.cl

La especialista recomienda el tratamiento de criolipolisis para eliminar los odiados flotadores,  tecnología que elimina de manera selectiva la grasa corporal mediante la aplicación externa (sobre la piel) de frío controlado.

Está indicado para aquellas personas con peso normal que tienen acumulaciones de grasa en ciertas partes del cuerpo (grasa localizada) que son complicadas de eliminar con dieta o ejercicio. “Principalmente se trabaja en la zona abdominal, flancos de la cintura y la espalda. La Criolipolisis no es un tratamiento para tratar la obesidad ni para bajar de peso”, indica Doris Martínez.

¿Cómo funciona?

La Criolipolisis es un procedimiento revolucionario, no-invasivo y ambulatorio, para eliminar grasa y disminuir talla.

Es una técnica similar a la liposucción, pero sin dolor y sin cirugía. Una ventosa succiona la zona grasa de la cintura y le inyecta más o menos frío, dependiendo del tratamiento del “flotador”, mientras el paciente permanece completamente despierto. En no más de 60 minutos, la temperatura por debajo de los cero grados esculpe una cintura nueva y un vientre más plano.

El tratamiento  consiste en destruir las células grasas a temperaturas controladas por debajo de los cero grados, sin dañar el resto de tejidos.

Doris Martínez explica que la  tecnología la inventó Richard Rox Anderson, científico y profesor de Harvard (Estados Unidos). La  criolipolisis ha sabido destruir  la grasa mediante el frío “la grasa tiene un comportamiento especial al enfriarse, todos tenemos experiencia de que el aceite se hace sólido al meterlo en la nevera, o la mantequilla,  lo mismo le pasa a los adipocitos, de manera que el volumen de grasa va disminuyendo y el “rollito” prácticamente desaparece sin que la persona necesite pasar por el quirófano” indica Martínez.

Un procedimiento puede reducir la capa de grasa entre un 20% y un 40%. El precio por una sesión es de $90.000 y por 2 sesiones es de $135.00

Más información en www.lesgemeaux.cl