Trivento: la viña argentina del holding Concha y Toro llega a Chile

La viña Trivento –propiedad del holding Concha y Toro-, llegó a Chile con sus marca Premium, Súper Premium y Ultra Premium producidos en Mendoza y que, en un principio, sólo estaban destinados a mercados externos.

Trivento, (tres vientos: Polar, Zonda y Sudestada), se encuentra en más de 100 mercados alrededor del mundo, consolidándose como el vino argentino de mayor cobertura global y como una de las principales exportadoras de vino embotellado. La marca hizo su entrada a Chile de la mano de su cepa Malbec, que se caracteriza por sus aromas a mermelada de ciruelas y frambuesas con notas de vainilla provenientes del roble. En boca es equilibrado y posee taninos dulces y final aterciopelado.

“Creemos que Chile es un mercado muy atractivo y de mucho potencial para la marca los vinos de Bodegas y Viñedos Trivento. Hemos decidido ingresarla en el país ingresar a este mercado tanto para compartir con los exigentes paladares locales la calidad de estos vinos, la cual es reconocida en el mundo, como para ampliar la oferta existente en el mercado, con vinos de distintos orígenes y características, los cuales complementarán la oferta local y añadirán nuevos consumidores no alcanzados hasta el momento”, afirma Andrea Talbot, Jefe de Marketing de Vinos Peumo.

Tres vientos y su calidad a nivel mundial

Trivento significa Tres vientos. Son el Polar, el Zonda y el Sudestada los que soplan en la soleada y árida tierra mendocina. El Polar llega desde el sur y anuncia inicio del invierno. Es álgido y seco en comparación con el Zonda, que baja desde los Andes durante todo el año y se manifiesta con mayor frecuencia en la primavera. Es más caliente y seco y ayuda a que la vid brote. Finalmente, la Sudestada es el viento fresco de verano, que a veces se asocia a las tormentas.

Este clima, sumado a las características propias de cultivo en esa zona, le otorgan un sello propio y que preserva el carácter del terruño mendocino, corazón de la producción de los vinos argentinos, con más del 70% de la superficie implantada del país. La marca seleccionó cuidadosamente la ubicación de sus 1.289 hectáreas, distribuidas en tres importantes micro-regiones productivas: Valle de Uco, Oasis Luján-Maipú y Oasis Este.

Esta ubicación y el trabajo de cultivo de sus cepas han sido reconocidos ampliamente a nivel mundial. Durante el International Wine Spirit Competition, realizado en Reino Unido el año 2009, Trivento fue distinguida como “Mejor Productor de Vino Argentino”, destacando su contribución a la industria del vino al imponer estándares de excelencia e influenciando en la calidad, variedad, valor y educación del consumidor.