Un negocio con espíritu femenino

En 2003, las emprendedoras Marietta Fernández, Bernardita Salas y Carolina Tocornal se atrevieron a probar suerte en el mercado de ropa para embarazadas. Hoy su negocio se ha expandido a regiones y pretende crecer con nuevas tiendas en Santiago. Para conversar de su desarrollo como empresa y el nicho de negocio que encontraron en este segmento, Tecnomercado habló con Carolina Tocornal, gerente comercial y de producción de esta entidad.

¿Cómo surgió la idea de hacer este emprendimiento y cuáles eran las necesidades del mercado que ustedes querían cubrir?

Hace 10 años cuando empezamos con MAE, sentimos la necesidad de la mujer chilena de vestirse a la moda durante el embarazo. Además había muy pocas alternativas donde comprar, y las opciones que existían eran con escaso diseño y calidad, por lo que había un nicho insatisfecho.

¿Cuáles son sus principales ventajas competitivas y comparativas que las distinguen de su competencia y cuáles han sido las claves para su éxito empresarial?

Nuestra principal ventaja ha sido nuestra preocupación por lograr productos cómodos y con materiales de calidad, además siempre hemos seguido las tendencias de la moda para realizar los diseños de las prendas de cada temporada, eso siempre adaptándolos para embarazada. También tenemos distintas líneas de productos para que nuestra clienta encuentre todo lo que necesita, ya sea prendas ejecutivas, elegantes para matrimonio y eventos, casual, y camisas de dormir para amamantar.

¿Cómo ha evolucionado el mercado de vestuario femenino en el último tiempo y cuáles son los principales requerimientos de la consumidora actual?

El mercado se ha puesto más exigente, ya que antes la embarazada de vestía con cualquier prenda, muchas veces el pantalón del marido o buzo. Hoy la embarazada no quiere perder su estilo durante la gestación, quiere sentirse cómoda y a la moda. Además, otro cambio en el mercado ha sido el porcentaje de mujeres que hoy día trabajan, siendo mucho mayor que antes, donde la mujer estaba más en casa.

¿Cómo evaluarían su crecimiento y la instalación de tiendas MAE en malls?

MAE comenzó con tiendas tipo boutiques, eso nos ayudó a conocer a la clienta y probar el calce de la prendas. Después de probar el éxito de los productos, decidimos abrir Parque Arauco, el éxito fue inmediato y fue en ese momento cuando nos dimos cuenta que el negocio de MAE debía ser en mall. Fue así como decidimos expandirnos a este tipo de tienda y cerrar las boutiques, formando así la primera cadena de ropa maternal en Chile. Primero fue Parque Arauco, luego Marina Arauco, Mall Plaza Trébol y Mall Plaza Antofagasta. Los planes futuros a los próximos dos años son abrir tres locales en el sector oriente de Santiago.

¿En qué sentido las beneficia o afecta el retail?

El retail es una competencia indirecta, especialmente en poleras y chalecos, pero en pantalones no nos afecta, ya que son pocas las mujeres que pueden usar su propia ropa durante el embarazo. El pantalón y jeans es nuestro producto estrella por su calidad, comodidad y calce.

¿Cómo ha sido la acogida de MAE en regiones, existe alguna diferencia respecto de la consumidora santiaguina?

En regiones ha sido una excelente alternativa para nuestras clientas, puesto que en estas zonas no tienen alternativas de ropa maternal. Ahora, la principal diferencia es el clima, puesto que una de nuestras tiendas están en Antofagasta y la otra en Concepción, dos ciudades con climas totalmente distintos, por lo que las necesidades son diferentes.

¿Cómo se mantienen vigentes en el tiempo y están a la vanguardia en materia de moda?

Siempre viajamos a Nueva York para ver las tendencias de la moda, y revisamos constantemente las tendencias de Europa. Otra fuente para nuestras colecciones son los comentarios de nuestras clientas.