Un socio estratégico con espaldas para acompañar el crecimiento de sus clientes

Por Maurizio Rinaldi Ceriello, Director Comercial de SONDA

El mundo está siendo testigo de drásticos cambios en la actividad económica, pues las fronteras geográficas están siendo derribadas y son cada vez más difusas. Esto hace que las empresas, más que nunca, cuenten con la agilidad necesaria para  ofrecer sus productos y servicios de forma casi instantánea, con un mínimo riesgo y a un costo escalable.

Dentro de este escenario, las Tecnologías de la Información (TI) entregan  la posibilidad de responder de manera eficiente a estos desafíos. En la actualidad, las empresas líderes en sus respectivos mercados y rubros están usando todas las capacidades y funcionalidades de la tecnología para desarrollar estrategias que les permitan seguir creciendo de manera sostenible y segura, y los mega datacenters son una alternativa cada vez más usada para dar respuesta a la problemática de una creciente demanda y disponibilidad de sus recursos de cómputo, uno de los principales factores de éxito en la actual era digital. De hecho, en los últimos dos años, las empresas latinoamericanas han  orientado parte importante de sus presupuestos para el uso de este tipo de infraestructura de cómputo.

Al mismo tiempo, dada la creciente competencia y el dinamismo de los mercados, las empresas han comprendido que necesitan enfocarse en lo realmente importante, su negocio. Por ello, el uso de mega datacenters se concibe como un outsourcing, donde el proveedor asume la capa de implementación, mantención, actualización y soporte de la infraestructura tecnológica, permitiendo al cliente administrarlo como desee y  ajustarlo de acuerdo a sus necesidades específicas.

De esta manera, las empresas que usan esta tecnología evitan la planificación e inversión, así como el pagar por una infraestructura tecnológica o servidores que no utilizarán en su máxima capacidad. Al mismo tiempo, no tienen que preocuparse de la mantención de esta infraestructura, ni de contar con personal especializado de planta para dar el soporte necesario a ésta.

En SONDA estamos seguros de que el uso de los mega datacenters seguirá en aumento en la región durante los próximos años, debido a que estas instalaciones con gran capacidad de cómputo, y estrictos estándares de seguridad, energía y disponibilidad, certificados en Tier III por Uptime Institute, son fundamentales para acompañar a organizaciones grandes y medianas en su crecimiento, permitiendo que éstas puedan enfocar sus recursos financieros y humanos en el desarrollo de su plan estratégico y comercial sin necesidad de preocuparse por si cuentan o no con las “espaldas tecnológicas” necesarias para empujar adelante su estrategia.