UPS ACTIVA RED INTELIGENTE PARA RECARGAR LA FLOTA DE VEHÍCULOS ELÉCTRICOS

Esta innovadora  tecnología  ayuda a la compañía a reducir la dependencia del motor de combustión.

Un consorcio encabezado por UPS desarrolló una novedosa tecnología de carga eléctrica en Londres, lo cual resuelve el desafío de recargar simultáneamente una flota entera de vehículos eléctricos (EVs por sus siglas en inglés) sin incurrir costosas mejoras en la red de suministro eléctrico. Este desarrollo será fundamental para conseguir que los vehículos eléctricos se usen a gran escala en todo el mundo, permitiendo abordar así los desafíos de la calidad del aire en  zonas urbanas.

Este avance marca el inicio del fin de la dependencia de los vehículos de combustión tradicional y, además, permite a UPS aumentar el número de vehículos eléctricos que opera en Londres, pasando del límite actual de 65 a los 170 camiones.

Se trata de una innovación sorprendente, ya que es la primera vez que estos sistemas se han desarrollado a esta escala en cualquier parte del mundo. Es el resultado del proyecto “Smart Electric Urban Logistics (SEUL)” puesto en marcha junto a la red de distribución eléctrica UK Power Networks y a la asociación Cross River Partnership, con fondos de la oficina para vehículos de baja emisión del Reino Unido.

“Este proyecto, implementado en el corazón de una gran ciudad, es una gran innovación. Estamos empleando nuevas tecnologías para solucionar algunos de los grandes obstáculos del despliegue de los vehículos eléctricos. Damos a conocer una nueva generación de servicios de entrega urbana sostenible, señaló Peter Harris, director de sostenibilidad de UPS Europa.

“Los vehículos eléctricos son parte integral del combustible alternativo de UPS y de nuestra flota de tecnología avanzada. Nuestra colaboración con UK Power Networks y Cross River Partnership marca un importante punto de inflexión en la implementación rentable de vehículos eléctricos, que a su vez desempeñará un papel decisivo para garantizar que la tendencia mundial hacia la urbanización sea sostenible”, agregó.

Como resultado de esta iniciativa, combinado con los avances que la compañía anunció el mes pasado en relación a la reducción del costo de los vehículos eléctricos, UPS considera que está cerca el día en el que los costos de poner un vehículo eléctrico en la carretera, incluyendo los gastos asociados para la energía del vehículo, serán más bajos que los costos de su homólogo en diésel.

Una parte clave de esta iniciativa es el uso de baterías de almacenamiento de energía in situ. Aunque se han instalado nuevas baterías en esta etapa, se prevé que en el futuro éstas podrían ser baterías de segunda vida que hayan podido ser ya utilizadas en un vehículo eléctrico de UPS. Esto, unido a la red eléctrica inteligente, facilitará a UPS el camino hacia una infraestructura de vehículos eléctricos que permitirá hacer uso de una energía convencional mejorada, una red de suministro inteligente, almacenamiento in situ, y en muchos casos, generación de energía local incluyendo la solar y otras fuentes alternativas.

UPS cuenta con una larga historia en relación a los vehículos eléctricos. La compañía los incorporó por primera vez en su flota en la década de 1930, y volvió a hacerlo en 2001 con vehículos modernos. En la actualidad, UPS cuenta con más de 300 vehículos eléctricos y cerca de 700 vehículos eléctricos híbridos desplegados en Europa y los Estados Unidos. La compañía recientemente ha solicitado 125 unidades de los nuevos camiones totalmente eléctricos Tesla Semi para 2019, uno de los mayores pedidos hasta la fecha.

Además, el pasado mes de septiembre UPS anunció que se convertirá en el primer cliente comercial de los Estados Unidos en usar tres camiones eléctricos de servicio mediano de la marca Daimler Trucks Fuso, llamados eCanter.