Vacaciones 2013: ¿Cómo elegir una carpa?

Llegó el verano y la oportunidad de salir a acampar ronda por nuestra cabeza. El mercado nos ofrece innumerables opciones de productos para comprar, especialmente en materia de carpas, elemento vital para nuestra estadía al aire libre. Pero ¿sabe usted en lo que debe fijarse al momento de elegir una carpa?

Xavier Morgan, Gerente de Productos de Coleman, indica que para hacer una buena elección debemos anticiparnos a las necesidades y conocer nuestras preferencias. “De partida debemos pensar en cuál es el tamaño de su grupo familiar o el de los amigos. Y si requieren o no mucho espacio. Lo primero es dilucidar esto para así solucionar la ecuación peso/espacio”, señaló.

Luego no son pocas las interrogantes: saber, por ejemplo, cuán severas serán las condiciones climáticas es primordial. “Actualmente podemos encontrar carpas 4 estaciones o carpas ligeras especialmente diseñadas para soportar fuertes vientos y cargas de nieve” indicó Morgan.

Carpa, estilo y peso

Al acampar la idea es minimizar el peso de la carpa sin sacrificar comodidad y seguridad. Por lo mismo en Coleman recomiendan comprar la carpa más liviana si es más importante llevar poco peso por sobre la comodidad, durabilidad o conveniencia. Si el peso no es tema, el mercado ofrece carpas con muchas comodidades para una aventura total. De acuerdo a lo que indican los fabricantes, el peso mínimo de una carpa corresponde al peso total del cuerpo, el cubretecho y las varillas.

En cambio, el peso completo es el peso total de los componentes, a saber, cuerpo, cubretecho, varillas, estacas y otros artículos que incluya el fabricante.

Tipos de carpa

Es importante conocer los tipos de carpas existentes en el mercado. Es por esto que Xavier Morgan nos entrega la siguiente clasificación:

Refugio: Telas mínimas pero muy resistentes, hechas especialmente para quienes el peso ligero será vital. Son una barrera para la lluvia o los insectos; pero no para ambos.

3 estaciones: Son para aquellos que gustan de la privacidad y quieren un espacio que los aísle del medio ambiente. Suelen tener buena ventilación y la posibilidad de mirar las estrellas.

Temporada extendida: están diseñadas para soportar las 4 estaciones, aunque también puede ser armada en una configuración liviana de 3 estaciones, excluyendo las varillas o el cierre de los paneles. Útil cuando hay una ligera nevada, pero no diseñada para soportar cargas pesadas.

Estaciones: es una carpa pensada para ir a la montaña y acampar en condiciones extremas. Orillas redondeadas y una o dos varillas adicionales ayudan a soportar densa nieve y fuertes vientos. Diseños con cúpulas redondeadas eliminan los espacios planos en el techo donde la nieve se podría acumular.

Camping clásico: un refugio amplio que incluso puede ofrecer lujos como porche, toldo o habitaciones separadas. Es la sede central, ideal para el campamento base.

Habitabilidad

El espacio interior es clave, por lo anterior es recomendable preferir aquellas carpas que optimizan las paredes verticales. Quienes disfrutan de espacio adicional o su estatura es superior a la normal, deben considerar una carpa con una longitud más larga, de92”en vez de la tradicional de84”.

Los bolsillos sirven para minimizar el desorden, ofreciendo espacios protegidos para almacenar equipo. Estos ofrecen espacio extra y la posibilidad de almacenar equipo húmedo o con barro.

Por su parte la ventilación del cubretecho reduce la acumulación de condensación y las ventanas, en caso de lluvia, permiten que entre luz y mirar hacia afuera.

Acerca del suelo, Xavier Morgan indicó que éste debe ser del tamaño exacto de la carpa lo que evitará que capturen agua como lo haría cualquier paño genérico que sobresale más allá de las orillas. “El agua capturada de esta manera fluye debajo y puede filtrarse aún por pequeños orificios en el género del piso”, concluyó.

Finalmente, practique armando su carpa en casa antes de hacerlo bajo la lluvia o con poca luz. Para evitar el moho guárdela en lugar fresco y seco, evitando que quede húmeda.