Venta de medicamentos en supermercados: el derecho a elegir

Aunque este proyecto de ley no ha conseguido ser aprobado por la Cámara Baja, quisimos conocer los beneficios de su eventual promulgación, entrevistando a una de sus más fervientes defensores, Stefan Larenas, presidente de la Organización de Consumidores y Usuarios de Chile (ODECU).

¿Cuáles son los principales beneficios para el consumidor final de ampliar la venta de este tipo de productos a lugares que no sean farmacias?

Primero hay que subrayar que los medicamentos de venta directa o llamados también OTC son medicamentos que han sido declarados de probada inocuidad o en el caso de presentar problemas estos son de fácil reversión. Esta prueba la ha hecho la máxima autoridad de salud en Chile. El Instituto de Salud Pública después de 5 años de estudios tanto nacionales como internacionales ha llegado a la conclusión de que estos medicamentos no requieren recetas. Por lo tanto, nosotros nos estamos refiriendo a ese grupo de medicamentos. ¿Por qué es un beneficio para el consumidor final? Porque hoy en día existen básicamente en el país sólo tres puntos de venta de este tipo de productos, que cubren casi el 90% del mercado y que son las cadenas de farmacias. Estos retailers venden los productos y muchas veces ofrecen lo que a ellos les interesa y no lo que el consumidor quiere. Por lo tanto, aumentar los puntos de venta significa que primero el consumidor puede elegir, que es uno de los principales derechos que tiene, además de comparar un producto con otro. Ese es un tema que para nosotros es crucial, en la medida en que las farmacias jamás han exhibido este tipo de productos en góndolas para que el usuario pueda comparar, la situación del consumidor es coartada.

Otro beneficio, es que al haber más puntos de venta, necesariamente los productos tienden a bajar. Esto también permite que haya una importación directa y hace que se bajen los costos. Eso no quiere decir que las farmacias no puedan seguir vendiendo, pero esta normativa permitiría una mayor oferta y, por ende, mejores precios.

Para nosotros como Asociación de Consumidores, la promulgación de esta normativa tiene que ver con el empoderamiento, en la medida en que “yo persona” elijo cómo cuidarme. También conlleva mi derecho y mi deber a informarme y el derecho a que me informen. Por ende, el rótulo del producto pasa a ser esencial, no solamente la información debe estar adentro, sino que también en el envase para que sea evidente la dosis, etc.

¿Cómo ha sido la respuesta de los consumidores a la posibilidad de acceder a medicamentos inocuos en establecimientos que no sean farmacias?

Nosotros hicimos recientemente un sondeo de opinión que vamos a publicar en nuestro sitio www.elbotiquindelconsumidor.cl. En él se marca una tendencia que indica que la mayoría de las personas piensa que este tipo de medicamento debiera estar en otra clase de establecimiento que no sean necesariamente las farmacias. También señala que mucha gente ve esto como un peligro, debido a lo que han difundido el Colegio Médico y el Colegio de Químicos Farmacéuticos de Chile. Por lo tanto, existen determinadas aprensiones en términos de intoxicaciones o mal uso de este tipo de medicamentos. Otro temor es que si se aprueba la normativa, sean los supermercados quienes se empoderen. Para nosotros esta ley representa una oportunidad para contar con más puntos de venta para el consumidor, sea en supermercados, tiendas de conveniencia, etc. Y sobre todo una gran oportunidad de educar al consumidor.

¿Cómo pretenden evitar la automedicación y las intoxicaciones si se aprueba esta nueva ley?

Lo primero es aprobar la ley y luego dejar todo bien establecido una serie de requisitos en en el reglamento. Los medicamentos en góndolas deben tener un almacenamiento especial, en una misma góndola no puede haber aspirina, paracetamol junto con alimentos, detergentes , etc. En el mundo se ha comprobado que este tipo de venta es posible, incluso hasta la OMS la estimula fomentando el autocuidado, no quiero decir con esto que no vayan a haber intoxicaciones, pero los consumidores deben hacerse responsables de leer las instrucciones que deben estar en el rotulado además cualquier problema como dije, es de fácil solución. Hoy en día estos productos se venden ilegalmente en las ferias libres sin ningún tipo de control, porque en Chile hay 50 comunas que no tienen farmacia o lugares donde se expendan estos medicamentos .

También debe haber una educación al consumidor que pasa necesariamente por informar sobre los productos que se venden, que el vademécum esté visible para los usuarios. Los establecimientos que los vendan, aparte de cumplir con una serie de requisitos deben comprometerse a tener un espacio destinado a la información al consumidor. Es preferible ampliar puntos de venta que estén regulados por esta ley antes de que se sigan vendiendo bajo cuerda. Hay que ver esto como una oportunidad de mejora más que de retroceso.

¿Han tenido conversaciones respecto de este tema con los supermercados?

Nosotros no hemos tenido reuniones formales, sólo conversaciones informales a raíz de otros eventos. A los supermercados –según mi opinión- obviamente que les interesa por diversas razones. Ellos están en buena disposición para que la reglamentación sea lo suficientemente clara como para que no se preste para un mal uso. Con las tiendas de conveniencia no hemos conversado. Me gustaría poder hacerlo también con el comercio detallista y con los almacenes.

¿Qué los llevó a crear la página web El Botiquín del Consumidor y cómo ha sido la acogida a ésta?

A partir de que la ex Presidenta Bachelet presentó el proyecto, nosotros como asociación comenzamos a escribir algunos artículos en los medios de comunicación sobre el tema. Y decidimos que nos interesa participar en este debate, para hacerlo, creamos una página web en la que se habla del tema y que pretende educar a la gente. En general, ha sido muy bien recibida. Nosotros publicamos a detractores y simpatizantes, siempre y cuando opinen con respeto. La idea es que sea una página de referencia.

¿Qué tipo de iniciativa están realizando como entidad para acelerar la aprobación de esta normativa y cuáles son los próximos pasos a seguir en este sentido?

A nosotros nos gustaría hacer mucho más, pero mientras tanto tenemos nuestro sitio www.elbotiquindelconsumidor.cl para educar a la gente y difundir nuestra posición. Nuestro próximo paso es contactarnos con los diputados para hablar de este tema. Queremos juntarnos con la Comisión de Salud para analizar este proyecto desde diferentes aristas. También pretendemos realizar talleres de educación en lagunas de las comunas donde tenemos contactos.