Ventas del comercio en regiones experimentan fuerte crecimiento durante marzo

Un dinámico comportamiento tuvo en marzo el comercio minorista de las regiones Quinta, Octava y Novena, cuyas ventas crecieron a tasas anuales de dos dígitos, según el índice que elabora mensualmente la Cámara Nacional de Comercio (CNC).

El gremio sostuvo que la Región de Valparaíso lideró el resultado, al registrar las ventas minoristas una expansión de 16,9% anual, cerrando el primer trimestre del año con un aumento promedio de 10,7% que, en parte, se explica por la baja base de comparación.

Un desempeño similar se observó en la actividad comercial de la Región de la Araucanía, que creció 16,1% anual en marzo, acumulando un sólido 13,5% en el período enero – marzo 2013.

“Las ventas del comercio minorista de la Región del Biobío aumentaron un 13,0% anual en marzo, lo que determinó que en el primer trimestre del año promediaran un alza de 9,7%”, consigna el informe del organismo.

Todos los rubros exhibieron un positivo desempeño en marzo, incluso la línea tradicional de supermercado, aunque de menor magnitud, destacando los altos niveles de vestuario, calzado y artefactos eléctricos, impulsados por las atractivas ofertas y amplia variedad de alternativas a precios convenientes.

PERSPECTIVAS

La Cámara Nacional de Comercio señaló que si bien a nivel internacional se han disminuido las perspectivas de crecimiento para 2013 -aunque no para 2014-, el crecimiento de la economía mundial este año debería ser algo superior a lo registrado en 2012.

A nivel interno, el incremento de la actividad económica en los meses de febrero y marzo fue inferior a lo previsto, lo que en parte se explica por el menor número de días hábiles que en 2012.

En todo caso, el dinamismo del consumo basado en las buenas condiciones del empleo y las remuneraciones se mantiene, lo que se refleja en la confianza de los consumidores y en las ventas del comercio.

Las proyecciones de la CNC para el año son de un crecimiento del PIB por sobre el 5% en 2013 y de entre 6% a 7% para las ventas minoristas nacionales, aunque estas estimaciones podrían verse alteradas por la negativa influencia de factores tales como la sequía, el costo de la energía y la postergación de diversos proyectos de inversión.